Charcas San Luis Potosi Una Ciudad con Tradiciónes

Visítanos en facebook

Noticias

El nombre de “Santa María de las Charcas” que los españoles impusieron al mineral fue en honor de la “Virgen María” y “Charcas” es en referencia a la región minera que se encuentra al norte de Sucre en Bolivia. Esta región llegó a ser una intendencia muy importante pues su jurisdicción abarcó una parte del norte de Argentina y otra de Uruguay, destacándose esta región por su riqueza.

Tweet

  • ¿Que sucede detrás de un cierre de empresas? En este caso el parque eólico. Nos dimos a la tarea de investigar en q… https://t.co/MQcWdKDL2z
  • Nuevamente cierran el parque eólico hoy en Charcas por órdenes de presidencia municipal. https://t.co/fIu9Lr2eG8
  • Mucho éxito para Aldo. y que pena (nuevamente) que la actual administración no otorgue apoyos al deporte. Aún así,… https://t.co/5Ce72eHJcs

Síguenos en twitter

El cabildo de San Pedro, en Roma, recibe una solicitud que tiene que cumplir con tres criterios.


1.- Antigüedad en la veneración de la imagen


2.- Popularidad


3.- Cantidad de milagros atribuidos a su intercesión.

Si era aprobada se llevaba a cabo un acto solemne y el santuario se veía honrado y singularizado.
Las normas iban al detalle cuidando lo que se debía hacer antes, durante y después de la coronación. Si la virgen estaba acompañada de la imagen de Cristo, debían ser dos coronas. (como en caso de la Virgen de Charcas) Actos que se llevaron a cabo en nuestra ciudad, el día 20 de agosto de 1951 por el Obispo de Querétaro Marciano Tinajero y Estrada.

Coronación de la virgen.

El 11 de agosto de 1951 el Papa Pio XII a través del Cabildo de San Pedro autorizó que la imagen de la santísima virgen del Rosario fuera coronada y se proclamara como patrona del pueblo de Charcas y la iglesia universal.

Anteriormente en 1854, el fraile Juan Bautista Moreno escribió la novena a la virgen de Charcas. 

Oración del Sr Cura Ignacio G. Valdivia.

"Madre santísima de Charcas, he escuchado tu voz, aquí estoy, vengo a desahogar mi corazón. Gracias te doy señora porque una vez más, me has concedido venir a besar tus plantas y derramar mi llanto en tu presencia."