Charcas San Luis Potosi Una Ciudad con Tradiciónes

Visítanos en facebook

Noticias

El nombre de “Santa María de las Charcas” que los españoles impusieron al mineral fue en honor de la “Virgen María” y “Charcas” es en referencia a la región minera que se encuentra al norte de Sucre en Bolivia. Esta región llegó a ser una intendencia muy importante pues su jurisdicción abarcó una parte del norte de Argentina y otra de Uruguay, destacándose esta región por su riqueza.

Tweet


Síguenos en twitter

Escrito por Profr. Victorino Carranza García

CHARCAS,SLP.- Continuando nuestro recorrido “Por las calles de Charcas” llegamos a la calle Primero de Mayo, que originalmente se le conocía como Calle del Refugio, en esta calle estuvo en la primera mitad del siglo XX una de las primeras embotelladoras de aguas gaseosas que hubo en nuestro municipio, producían lo refrescos que se conocían como Manzanitas y era propiedad del Sr. Victorino Díaz, misma que subsistió hasta la llegada de las empresas refresqueras que en la actualidad todos conocemos.

 

Enseguida estuvo el Rastro Municipal hasta la Administración Municipal del Sr. Fausto R. Navarro en que fue cambiado al lugar en donde se encuentra hasta nuestros días y en el edificio que actualmente ocupa el Sistema Municipal DIF, ahí estuvo la primera clínica del Centro de Salud de la Secretaría de Salubridad y después, de 1982 a 1991 la primera clínica familiar del ISSSTE, hasta que se cambió al edificio que actualmente ocupa al norte de la ciudad; enseguida del local antes mencionado estuvo una arena de box que era propiedad del Sr. Francisco Quijano, todavía en los años sesenta del siglo pasado existía esta arena; la calle de Gómez Farías, perpendicular a la Primero de Mayo, inicialmente se le conocía como Calle del Hospital, porque al parecer en esta calle estuvo el Hospital del Rosario, sin saber el lugar exacto de su ubicación. Siguiendo nuestra recorrido por la calle Primero de Mayo tenemos el Centro Cultural de Charcas que fue inaugurado por el Sr. Gobernador del Estado, C. P. Marcelo de los Santos Fraga el día 13 de septiembre de 2006; aquí estuvo una de las principales haciendas de beneficio que hubo en nuestra ciudad, me refiero a la Hacienda El refugio, según nos cuenta la Profra. Irma Beatriz Ramírez Bonito, en su libro La Hacienda El Refugio. Charcas, S.L.P., Siglo XVII en la Región Minera, era propiedad de Sr. Don Nereo Sescosse y familia, de origen francés y dueños de la mina la Bufa; ellos residían en la ciudad de Zacatecas y el Sr. Bernardino Bonito, quien después sería Presidente Municipal en dos ocasiones, primero trabajó como arriero, después se desempeñó como mayordomo y administrador y al final se la vendieron. La hacienda conserva, en lo que cabe, su estructura y arquitectura original, en la esquina poniente tiene un torreón para la defensa del edificio ante un posible ataque, también arriba de la puerta, en la azotea, tiene un pequeño arco y originalmente ahí había una campana para hacerla sonar en caso de peligro; ya no existe un portón que nos cuenta la maestra Ramírez, servía para que entraran las mulas cargadas con el metal en bruto y salieran con las barras de plata ya fundidas, pero si el portón de acceso para las personas. En el interior se conservan las piezas que sirvieron de “oficinas administrativas, dormitorios, carpintería, comedor y cocina construidos sobre el túnel”; quedan algunos vestigios de lo que fueron las instalaciones para la separación de la plata por el método de amalgamación o beneficio de patio; según nos cuenta el Ing. José Ma. Gómez del Campo, en 1872, en “Noticia minera del Estado de San Luis Potosí”, la Hacienda El Refugio “tiene un molino de piedra con llanta de cobre, 15 arrastres con 60 mulas y 60 caballos para el repaso”.

Al frente de la Hacienda El Refugio está el Ojo de Agua; que es el manantial que dio origen a nuestro pueblo pues todos los pueblos de esta región se fundaron en donde había un Ojo de Agua. El manantial originalmente estaba a cielo abierto pero como esto era antihigiénico en la Administración Municipal presidida por el Sr. Genaro Mendoza A. se le puso una plancha de cemento y una columna en la parte central originalmente únicamente tenía la puerta que da a la calle 16 de septiembre y fue en la Administración Municipal del Sr. Fausto R. Navarro cuando se le puso la puerta y el barandal que existe hasta la fecha por la calle 1° de Mayo. Todavía en la década de los sesenta y parte de los setenta del siglo pasado, se efectuaban aquí bailes populares y kermeses en donde participaba mucha gente del pueblo, incluso aquí fue donde se presentaban a la población algunas de las primeras reinas de la feria charquense e incluso se llegaron a realizar algunos cómputos para la elección de las mismas.

FUENTE DE INVESTIGACIÓN:

El libro La Hacienda El Refugio. Charcas, S. L. P., Siglo XVII, en la Región Minera.- Irma Beatriz Ramírez Bonito.

El libro Charcas, S.L.P. Su historia y convento-parroquia.- Rafael Montejano y Aguinaga.

Archivo Histórico de Charcas, S. L. P.

Fuente: Diario del Altiplano